Debo ser inocente como un niño para acceder a tu reino

debo ser inocente como un niño para acceder a tu reino

Gracias por tus palabras por tus indicaciones por tus orientaciones. Señor gracias por este privilegio de recibir y compartir las palabras de esperanza y vida. Como TU dices  mi DIOS debo ser inocente como un niño para acceder a tu reino; debo amarte pero debo amar a mi prójimo si no como decir que  te amo, debo ser inocente sencillo humilde como un niño y coherente con mis sentimientos o sea debo ser vasija que contenga un solo líquido no puedo ser vasija de aceite y agua pues aunque estén juntas no se mezclan.

Debo pedir constantemente al ESPÍRITU SANTO me dé discernimiento para escuchar examinar lo que se prédica lo que se habla que este de acuerdo a tu palabra y no que tenga letras chiquititas como los contratos que nadie quiere leer pero es ahí donde estan las cáscaras de banana que nos hacen resbalar y caer.

Debemos ser tolerantes con los que quieren enseñar variantes a la voluntad de DIOS debemos ser fieles a su palabra y voluntad aunque a veces esta vaya a confrontarnos. Debemos siempre observar al que prédica si lo que hace concuerda con lo que dice o sea debe ser coherente. Debemos ser sal salada valga la redundancia por que si perdemos esta condición ya no servimos para nada.

Debemos ser luz llevar luz que alumbra a todos y si los que reciben la palabra deciden seguir en la penumbra fue su decisión, si decidieron ser sal que no sala fue su decisión pero nosotros debemos ser sal bien salada y luz que ilumine en todo lugar.

Dios los bendiga en nombre de Cristo JESÚS
Tengan excelente día jueves en nombre de JESÚS y toda gloria y honra sea para nuestro PADRE y DIOS JEHOVÁ de los Ejércitos

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud,sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Mateo 5:14-16

Comentarios