Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos


Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni en silla de encarnecedores se ha sentado; sino que en la ley del Señor esta su delicia. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperara.

Salmos 1:1-3

El texto de la Biblia arriba indicado nos enseña que podemos encontrar la verdadera felicidad incluso en un mundo donde todo va mal. Cada uno está invitado a depositar su confianza en el gran Dios revelado en la persona de Jesucristo, sólo hay que responder a la invitación! Dios nos recibirá sin hacernos reproches. Su deseo es que conozcamos su paz, su felicidad y acompañarnos cada día.

Jóvenes, no tarden más! No esperen haber hecho su vida para tomar una decisión. Y usted que es mayor, aún no es demasiado tarde!, incluso si lamenta haber hecho tal o cuál cosa, Dios perdona y quiere recibirlo tal cómo es, dió a su unico Hijo para concederle ese perdón.

Dejen sus ambiciones materiales y confíen sus vidas a aquel que sólo desea su bien, atrévanse a acercarse a Dios, Él es bondadoso y bueno, confíen en su gracia perfecta, Él quiere darles una vida nueva. Apresúrense a dar el paso hacia aquel que les está esperando, vayan a Jesús y experimenten toda la realidad de su presencia.!

Todos estamos mas o menos heridos por la vida. Hablemos de nuestro sufrimiento a Jesús, el médico divino, y confiemos en Él. Bebamos de la fuente inagotable de la Palabra de Dios.

Comentarios